Protección Pasiva

El objetivo de la protección pasiva es conseguir una óptima resistencia al fuego y la mínima propagación del mismo en edificios de todo tipo.

Las soluciones son muy variadas y las nuevas tecnologías permiten cumplir con la normativa vigente, aplicando productos certificados como morteros, pinturas, paneles de placa, collarines para paso de tuberías y cables eléctricos, espumas ignífugas, etc